por un crecimiento sostenible, inteligente e integrador

Se les llama alojamientos dotacionales. Son pequeños apartamentos destinados a jóvenes que comparten equipamientos básicos -como lavandería, áreas sociales o espacios para guardar las bicicletas-, de alquiler temporal, rotatorio y que en ningún caso deberá superar los cinco años de arrendamiento.

El consejo de Viviendas Municipales de Bilbao aprobó ayer la adquisición de veinte de estas unidades residenciales en Miribilla. Surgen, según explicó el Ayuntamiento, de la transformación de una serie de locales «previstos en la construcción de dos bloques con 173 viviendas de protección oficial, garajes y trasteros» que se está llevando a cabo en la calle Agarre, y donde, además, se contempla la instalación del futuro centro de salud del barrio.

La ubicación y superficie de algunos de los espacios previstos en planta baja y sótano permiten, según Viviendas Municipales, adaptarlos al uso de equipamiento público y acondicionarlos como «locales dotacionales de alojamientos municipales». La planta baja de uno de los edificios en construcción acogerá ocho alojamientos de un dormitorio cada uno y varios servicios comunes. En el otro, también en la planta baja y primer sótano, se ubicarán los otros doce alojamientos, de los que la mitad serán duplex con dos dormitorios, y los seis restantes simples. Dispondrán como zona común de un área social, cuarto de residuos, dos locales de lavandería y dos tendederos.