por un crecimiento sostenible, inteligente e integrador

Sexta edición del Congreso Forestal Español, organizado por la Sociedad Española de Ciencias Forestales. Una mesa redonda y una sesión dinámica tuvieron como protagonista a la bioenergía, además de estar presente en otras intervenciones. En su comunicado final, la organización también cita el aprovechamiento energético como uno de los nuevos usos del bosque que pueden servir de motor económico y fuente de creación de empleo y de calidad de vida, especialmente en el medio rural.

Desde la Sociedad Española de Ciencias Forestales (SECF) destacan el eje del congreso, resumido en el lema Montes: servicios y desarrollo rural. La edición actual, que tuvo lugar en Vitoria-Gasteiz del 10 al 14 de junio, ha girado en torno al papel que los montes pueden desempeñar como motor económico y fuente de creación de empleo y de calidad de vida. Gregorio Montero, presidente de la SECF, ya avanzaba en el número de la revista Foresta previo al congreso que “la puesta en producción de nuestros bosques, que están siendo muy débilmente gestionados, podría incrementar los puestos de trabajo en el sector forestal en más de un 50 %, generando el doble de riqueza”. Es decir, se crearían más de 100.000 empleos, 35.000 de ellos cualificados.

Durante el congreso se expusieron cuáles son los nuevos usos del monte, además de potenciar los tradicionales, que ayudarían a alcanzar estas metas de empleo y desarrollo, especialmente en medios rurales. Se añadió que esos nuevos usos vienen de la mano de la inversión en tecnología para gestionarlos, “como ocurre con la biomasa forestal para uso energético o con la madera caracterizada y certificada para bioconstrucción, ligados a las demandas urbanas de ocio y productos derivados”, concretan en la nota de prensa final del congreso.